NUTRICIÓN CLINICA

Una alimentación adaptada a cada persona gracias a nuestro Asesor nutricional permite conseguir que muchas patologías mejoren (diabetes, hipertensión, hipercolesterolemias, celiaquía, reflujos gastroesofágicos…) e incluso prevenirlas. En definitiva, mejorar la calidad de nuestra vida.

OBESIDAD Y SOBREPESO/AUMENTO DE PESO

Sea cual sea tu objetivo…tanto para reducir grasa corporal como para recuperar un peso excesivamente bajo, se puede conseguir a través de una alimentación sana y equilibrada,  y sobre todo sin riesgos ni productos milagro.

También con una alimentación adecuada podemos favorecer y mejorar el aumento de la masa muscular trabajado en el gimnasio, asesorándote  en una suplementación que tenga auténtica evidencia científica en su efectividad.

Es importante estar en constante revisión de la composición corporal, valorando tu porcentaje de masa grasa, masa magra y líquidos.

PROBLEMAS DIGESTIVOS Y CARDIOVASCULARES

Enfermedades del digestivo como el estreñimiento,  colon irritable, reflujo  y acidez gástrica o las enfermedades cardiovasculares como la hipertensión, la hipercolesterolemia o el infarto de miocardio, son cada día más frecuentes y en edades más tempranas.

Los hábitos de estilo de vida saludable serán tu mejor prevención; un adecuado aporte de grasas y nutrientes es nuestra principal herramienta.

NUTRICIÓN VITAL

Cada etapa de la vida tiene unas características propias, por lo que la alimentación debe estar enfocada a satisfacer los requerimientos teniendo en cuenta la edad que tenemos, en especial en aquellos periodos, como la infancia, en los que los requerimientos nutricionales son elevados  y pueden determinar nuestro estado de salud en el futuro.

Niños de infantil y en edad escolar

Es innegable que la educación y una buena alimentación son la base fundamental para un crecimiento adecuado y un buen rendimiento escolar.

Pubertad y adolescencia

La etapa de los cambios está marcada por un gran factor: la aceptación social. Debemos procurar suministrar a nuestro cuerpo las cantidades necesarias de todos los grupos de alimentos y evitar malas conductas alimentarias.

Menopausia

Una etapa en la vida de la mujer que está llena de cambios hormonales, en la que tenemos que prestar especial atención a los factores de aumento del riesgo cardiovascular, que se exacerbarían con un sobrepeso: la hipercolesterolemia, la diabetes o la hipertensión; y sin olvidar la alimentación como una de las claves importantes en la prevención de la osteoporosis.

Embarazo/ Postparto/ Lactancia

Desde el primer momento de un embarazo, o incluso antes, debemos llevar una adecuada alimentación para un buen desarrollo del futuro bebé, con un correcto aumento de peso para así evitar complicaciones. Después del parto nos cuidaremos para favorecer la recuperación de tu figura, y el equilibrado aporte de nutrientes para la lactancia del infante.

Tercera edad

Este colectivo debe asegurar una correcta hidratación y una ingesta suficiente. En muchas ocasiones, una nutrición adecuada constituye uno de los pilares de una mejor calidad de vida de nuestros mayores.